Problemas de flujo de efectivo en un negocio y como resolverlos.





Los problemas de flujo de efectivo pueden matar a un negocio.


Los problemas de flujo de efectivo en los negocios pueden causar interrupciones importantes en las operaciones. Estos problemas son desafortunados y a menudo son evitables, ya que reflejan solo una reducción temporal en la cantidad de dinero disponible y no reflejan las ganancias reales durante el año.


Cómo funciona el flujo de caja

Una empresa puede experimentar problemas de flujo de efectivo durante una fase de crecimiento.


Los modelos comerciales que trabajan en ciclos de facturación más largos y las empresas que incurren en costos iniciales verán una escasez de flujo de efectivo cuando crezcan porque los costos operativos diarios se ven obligados a cambiar hacia los nuevos costos incurridos. Por ejemplo, tome una empresa que compra su inventario en función de sus proyecciones de pedidos.


Funcionan facturando en un acuerdo neto de 60 días en los que el cliente tiene para pagar porque esa es la costumbre en el medio.


La compañía es estable con clientes recurrentes, y el flujo de efectivo se administra adecuadamente para cubrir las operaciones. Sin embargo, la compañía obtiene una nueva cuenta inesperada que tiene un gasto muy grande.


Esta es una gran noticia, pero ahora deben cubrir los altos costos del pedido por adelantado, lo que interrumpe su flujo de efectivo.


Si el flujo de caja cae demasiado, entonces el arrendamiento no se paga, la nómina tampoco y la infraestructura simplemente no puede sostenerse por sí sola.


Existen muchas soluciones a este problema, pero requieren previsión y preparación para mantener el negocio funcionando sin problemas, cuando el flujo de caja cae en picado.


Problemas de administración de efectivo

Si bien un aumento en los negocios puede conducir a problemas de flujo de efectivo, también pueden surgir otros problemas más preocupantes. Los préstamos incobrables inflados con intereses que nunca serán recuperados pueden acabar con el efectivo disponible.


La escasez de ganancias también reducirá las reservas de efectivo y estos períodos bajos pueden pronosticar un problema mucho mayor. Cuando el negocio está tan atrasado que el flujo de caja diario se está reasignando para cubrir otros costos, es hora de considerar la reestructuración, el cambio de marca y la rotación para volver a encaminarse.


El gasto innecesario a menudo conduce a la escasez de flujo de efectivo.


Una empresa puede tener un gran mes de ganancias y ver eso como una razón para actualizar la cocineta o la fotocopiadora. Sin embargo, unos pocos meses lentos y eso puede convertirse rápidamente en una mala decisión y un gasto innecesario que empantana el negocio. Por último, los problemas de flujo de efectivo a menudo ocurren debido a una planificación ineficaz.


El flujo de caja que no está presupuestado y planificado a menudo tendrá dificultades. La cantidad de flujo de efectivo que atraviesa el negocio siempre debe contabilizarse como un costo establecido con reservas para cubrir los meses de mucho efectivo. Mantenga los libros y use el flujo de caja como un costo mensual variable.


RESOLVIENDO PROBLEMAS DE FLUJO DE EFECTIVO

La solución rápida para un bajo flujo de efectivo en un mes determinado es sacar la tarjeta de crédito para cubrir los costos.


Esto puede funcionar, pero en realidad es solo una curita y, a menos que tenga tasas de interés excepcionales, las tarifas pueden acumularse.


Los préstamos bancarios también son efectivos, pero requieren largos tiempos de espera durante el proceso de solicitud y usted necesita el efectivo rápidamente.


La utilización de una línea de crédito revolvente contra las facturas es un buen método para manejar las dificultades de flujo de efectivo.


La gestión por parte de financieras que se encargan de anticipar el efectivo contra las facturas pendientes garantiza que el dinero llegue y que las tasas suelen ser mucho más bajas que las de una tarjeta de crédito o préstamo convencional. El proceso de facturación en sí debe funcionar de manera eficiente y cualquier factura pendiente tardía requiere un plan de presión para forzar el pago.


Permitir que los clientes paguen tarde es inaceptable y perjudicial para su negocio. Si los problemas con la recolección son una norma de la industria, asigne el tiempo para hacer que los cobros sean un hábito regular.



¿Su empresa sufre de trabajo contable mal organizado, de partidas mal asignadas, una pobre estructura de cuentas y además mezcla las finanzas personales con la contabilidad de la empresa?



Entendemos lo que significa largas horas de trabajo a la semana, dedicarse en cuerpo y alma a su negocio y tener la responsabilidad de todas las áreas de la empresa, esto produce exceso de trabajo y la posibilidad de hacer casi imposible dedicarle el tiempo que se requiere a la parte contable de la empresa.


Sin embargo, además de la falta de tiempo, la falta de controles contables produce pérdidas a la empresa, ya que puede haber inventario perdido, dañado u obsoleto, cuentas por cobrar que van a finalizar su tiempo para cobro, clientes que no reciban su producto en tiempo, etc y usted no saberlo. Existe una forma de evitar los problemas contables y a la vez tener la certeza de que su empresa está funcionando como debe, y esta, es más sencilla de lo que imagina.


Hemos desarrollado un entrenamiento donde, entre otras cosas, aprenderá como poder implementar procedimientos de control interno en el proceso de contabilidad que harán a su empresa más eficiente, más rentable, con resultados previsibles para que así pueda disfrutar más de su vida personal y de su empresa y deje de tener pérdidas por falta de información.


Hoy puede acceder a este entrenamiento totalmente gratuito llenando el formulario que aparece abajo.